Galería Agrointegra

El sector del arroz de Navarra se da cita en la jornada balance de la campaña de 2015, celebrada el pasado 1 de marzo en Arguedas

Unos 25 arroceros de diferentes localidades de la zona de la Ribera del Ebro (Arguedas, Fontellas, Tudela y Valtierra) y de la Ribera del Aragón (Caparroso, Mélida…) se dieron cita el pasado 1 de marzo en la Cooperativa Agrícola San Esteban de Arguedas en una jornada organizada por el Instituto Navarro de Tecnologías e Infraestructuras Agroalimentarias (INTIA) para hacer el balance de la campaña 2015 del cultivo del arroz.

La jornada comenzó con la intervención del técnico de INTIA José Miguel Bozal sobre aspectos generales, en la que comentó que en Navarra la producción de arroz en la campaña 2015 fue de cerca de nueve millones de kilos, el número de hectáreas que se cultivaron de arroz fue de alrededor de unas 2.000 (2/3 de esta superficie se sitúan en la Ribera del Ebro y 1/3 en la Ribera del Aragón), siendo la variedad predominante Guadiamar. En cuanto a la climatología, la campaña vino marcada por la ola de calor registrada desde finales de junio hasta finales de julio que contribuyó a un buen desarrollo del cultivo.


Asistentes a la jornada.

José Miguel continuó explicando a los asistentes aspectos del abonado del arroz, llegando a unas recomendaciones prácticas basadas en las necesidades del cultivo y de los resultados de los análisis de suelo. También se expuso que en base a trabajos realizados en Cataluña es factible  el abonado con abonos orgánicos en este cultivo siempre que se utilicen cantidades razonables. Por último, también comentó los ensayos que se están llevando a cabo en el Delta del Ebro por el IRTA con los abonos de liberación lenta y que abren otra vía de experimentación.

Otro de los temas tratados en la jornada fue la siembra enterrada del arroz, una técnica que en Navarra comenzó a experimentarse en 2014 y que se incrementó en la campaña 2015; del mismo modo que en Italia la superficie sembrada con esta técnica va en aumento. Tradicionalmente la siembra se ha venido realizando sobre terreno inundado y depositando la semilla “a voleo” mediante el empleo de abonadoras, mientras que con esta forma de implantar el cultivo lo que se hace es sembrar a tempero, enterrando la semilla como si estuviésemos sembrando un cereal (trigo o cebada). Entre las ventajas que ofrece se enumera i) el ahorro de agua por que se siembra a tempero y el campo permanece un mes sin inundar, ii) el retraso de nascencia de malas hierbas, iii) el adelanto de la fecha de siembra, iv) la no aparición de algas ni insectos; y por último v) el ahorro de semilla. Por otro lado los inconvenientes son: i) la siembra más costosa que la tradicional, ii) si se hace costra hay que regar para asegurar una nascencia adecuada, iii) el ciclo tiende a alargarse, y iv) hay que tener un tipo de suelo adecuado (en algunas zonas de Arguedas y parcelas de la Ribera del Aragón puede ser factible esta forma de sembrar el arroz).           

En cuanto a las conclusiones del ensayo de variedades realizado en 2015 cabe destacar que la variedad Guadiamar de grano semilargoy cristalino sigue siendo una variedad muy interesante para esta zona de cultivo.  Destaca también la variedad Guadiagran por su mejor nascencia, lo mismo que la variedad Nuovo Maratelli.

Respecto al control malas hierbas, se indicó que es el principal problema que presenta este cultivo por su elevado coste económico y en muchos casos por insuficiente eficacia. Se expusieron las principales malas hierbas que afectan a este cultivo en Navarra y precisó las principales recomendaciones para eliminarlas; como es el caso del Arroz salvaje, en el cual los medios mecánicos son ineficaces cuando las poblaciones son elevadas y solamente es eficaz su eliminación con falsa siembra y posterior tratamiento herbicida. También la tecnología Clearfield que incorporan algunas variedades se ha mostrado muy útil. Para la heteranthera la única solución pasa por el uso de Ronstar, un herbicida para el cual se ha solicitado una autorización excepcional. La Echinochloa también se elimina con herbicidas como Clincher Plus,Viper o Viper Max; LIFE AGROintegra incluye un ensayo para el control de Echinochloa crus-galli sobre identificación poblaciones resistentes a herbicidas del Grupo B. El control de scirpus (chufa)  es bastante aceptable utilizando Basagran.  

La jornada finalizó con la explicación sobre la Piriculariosis, enfermedad del arroz que ha aparecido durante las dos últimas campañas 2014-2015 y que produce pérdidas importantes de cosecha. Esta es  una enfermedad relacionada con las prácticas culturales (abonado y densidad de siembra), en la que el momento más sensible es el inicio del espigado.

Had Agrointegra Estación de avisos Guia de cultivo

BannerPlataformacionINTIA peq

Boletines suscríbete

Eventos previstos

Abril 2020
Lun Mar Mié Jue Vie Sáb Dom
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30

sigAGROasesor life